Sin eufemismos, la periodista cubana afincada en Madrid ha recibido una de las ocho exclusivas Becas Knight que la Universidad de Stamford (San Francisco, California) concede en todo el mundo a periodistas no estadounidenses. Su proyecto: el desarrollo e implementación de una plataforma digital a modo de reserva medioambiental para la siempre en peligro blogosfera cubana. Y sí, a mi también me pone…

Por Esteban Bravo

Entonces, se va definitivamente…
Suena un poco dramático. Espero no llevarme conmigo todas las promesas de su amor, ni que se quede usted llorando junto a la persiana como un niño y, además, no se preocupe que no le olvidaré…(risas, bueno, carcajadas)

Oiga que no soy Jannette
Si ya lo sé (partida de pecho total). Eso es precisamente lo que me hace gracia, verme aquí siendo entrevistada por usted

Pues por favor tómeme en serio y no me reviente la entrevista
No se lo aseguro pero lo intentaré. Pregunte

¿Es más fácil irse cuando uno tiene asegurado el billete de vuelta?
Embarcarse en aventuras con las espaldas bien cubiertas es siempre más fácil. De todas formas, nunca se sabe…

Karelia VázquezDe eso de nunca se sabe…usted, como cubana, sabe mucho ¿verdad?
Como cubana una sabe mucho de muchas cosas, pero nunca se deja de aprender. Mire, hablando de viajes, salidas, movimientos, una de las cosas que he aprendido o, mejor dicho, de las que he tomado conciencia recientemente, es de que cuando salgo tengo muy mal recoger. Esto puede valer para cuando salgo con amigos a tomar cañas, para cuando decidí salir de Cuba o para ahora, que salgo a San Francisco.

Once años después de su llegada a España, ¿qué queda de la cubana y qué hay de la española?
Ufff, de la cubana cada vez queda menos. Posiblemente la osadía, creer que cualquier cosa es posible con empeño, algo de acento caribeño y el gusto no perdido por los boleros trasnochados. Esa es la Cuba que me queda dentro. De España, todo lo demás. Tangible de veras, el haber sido capaz de usar con naturalidad el “tu” y el “vosotros”

De Masterizada por El País a becada por Stamford. De Prisa a San Francisco podría ser el título fácil de una película de acción. ¿Se ve como protagonista de este pedazo de film?

Sí, por qué no. Quizás me llamen de Hollywood para sustituir a Sandra Bullock en la próxima entrega de Speed. Mientras tanto, lo que pienso hacer deprisa es tomar contacto con los mejores bares de San Francisco para no decepcionar como anfitriona a  quienes piensen ir a visitarme

Hablando de películas…son muchos los años que lleva usted  cubriendo información de salud y, por tanto, es conocedora del sector al dedillo. ¿Qué título piensa que refleja mejor la realidad actual del mismo? El Bueno, el Feo y el Malo, Psicosis, o Amanece que no es poco
Sin duda el último. El realismo mágico español que refleja Cuerda en su película es sin duda un buen recurso para tomarnos de otra forma estos tiempos duros que nos está  tocando vivir

Karelia Vázquez

¿Con qué se queda de estos años en el sector?
Con lo que yo he entendido como la importancia para la población general de una información sanitaria responsable, y la necesidad de formarse y especializarse para conseguirlo. Creo que eso le hace a uno ser mejor profesional. Luego me quedo por supuesto con los amig@s , la fiesta de Planner, los Bolos de Cícero, los huesitos de Fosamax…

Karelia VázquezUna anécdota…
Londres. Un grupo de periodistas. Los chicos deciden quedarse en un pub tomando la última cerveza antes de coger un taxi al aeropuerto. Las chicas, una de escaparates rápidos por Regents Street. Decidimos que cada grupo se va por su cuenta a Heathrow y nos vemos en la terminal. Antes de separarnos, ellos se ofrecen cortesmente a quedarse con nuestros trolleys para dejarnos libres de manos en el sagrado  momento del Shopping. Pasa el tiempo. Pasa tanto, que cuando las chicas queremos darnos cuenta empezamos a tener serias dudas sobre si tomaríamos o no el avión de regreso a Madrid. En la terminal los chicos esperan con nuestros trolleys. El tiempo sigue pasando. Pasa tanto que ahora son ellos los que empiezan a tener cada vez más claro que no nos dará tiempo a coger ese vuelo. No pueden esperarnos más. Tienen que ir ya hacia los controles de seguridad. A la salida del scanner un amable policía pregunta por el dueño de un trolley. No pensaba decirlo, pero sí, Manu Mediavilla era mi particular Sherppa y aquel trolley era el mío. Algo ha visto la seguridad aeroportuaria que demanda de Manu abrir el ya tan manido trolley. Manu, confiado, procede. Desde entonces cuando tengo dudas sobre qué ropa interior ponerme lo consulto con Mediavilla, y desde entonces, la reputación de Manu, bien labrada entre el personal de Heathrow tras sus muchos años de idas y venidas a Londres, quedó reducida a la misma que pudiera tener Carmen de Mairena. Cerrado el vuelo, el amable personal de Iberia lo volvió a abrir para las princesas españolas.

En los últimos años ha estado combinando la información de salud con la de moda, ¿hay algo cool en el sector Farma?
Probablemente usted, yo, y el Hemoal, el mejor corrector de ojeras

Lo del Hemoal puedo llegar a entenderlo, pero lo mío….
Aquí no se lo voy a contar

¿Se puede cubrir la Fashion Week de Nueva York y admirar a Yoanni Sánchez sin hacer demagogia?
Perfectamente. Ambos son fenómenos de la cultura contemporánea. Sospecho además que a Yoani también le gustaría asistir al desfile de Lanvin o Isabelle Marant

¿Recomendaría a Michael Moore hacerse una cirugía bariátrica en Cuba?
Sin duda. No hay nada mejor que defender las ideas de uno sobre el terreno

Maradona se la hizo…
Sí, pero en un clínica de lujo, para turistas, no en el Hospital Calixto García, donde van los habaneros

Con la web social parece que la verdadera democracia llega al planeta tierra. ¿se lo cree?
Hay que esperar. De momento parece que el monólogo se acaba, pero hay que pensar que la gratuidad de la red no será eterna. Si las redes sociales llegan a ser de pago no tardarán en aparecer modos virtuales de marcar status y volveremos a lo de siempre. Tampoco hay que olvidar que la inaccesibilidad a Internet en el Tercer Mundo es algo que sigue sin resolverse

¿Y se lo creerán los decisores?
Los medios de comunicación, las empresas, instituciones…o serán protagonistas con las redes sociales o víctimas de las mismas. Supongo que con el tiempo se lo creerán. Ya nadie puede quedarse como observador

¿Es más contestatario el balsero que llega a Florida o la periodista con Iberia Plus que llega a San Francisco?
Ambos son igual de contestatarios, pero el balsero tiene más huevos

Querida Karelia, usted también los tiene bien puestos. Vuelva pronto para seguir enseñándonos. La esperamos