Muchas veces una noticia como la presentación de un nuevo disco, que suele resultar muy positiva para el cantante en cuestión, se puede convertir en la información que hunda su reputación e imagen pública. Especialmente si el artista no trata con respeto a los medios de comunicación a los que previamente ha convocado a la presentación.

Es lo que le pasó a Bebe hace aproximadamente un mes cuando convocó a los periodistas con motivo del lanzamiento de su disco. A juzgar por las imágenes, da la impresión de que se les había convocado sin el consentimiento de la cantante ya que a la hora de atender a la prensa, se dirigió a ellos con desgana y cruzando los límites de una camaradería impertinente emulando las respuestas como si contestara las preguntas de un amiguete molesto.

No hay que olvidar que en una convocatoria de prensa, la relación periodista-portavoz se convierte en una relación profesional en la que debe imperar el respeto mutuo. El periodista acude a la convocatoria para realizar su trabajo y las preguntas son una parte muy importante de él.

Por supuesto que la situación ha provocado muchas opiniones en la red, una gran mayoría negativas y otras que justifican el comportamiento de Bebe achacando los comentarios a un poco acertado sentido del humor. Desde luego que si la intención de la artista fue dar una imagen macarra y descuidada, lo consiguió. Logrando, de paso, dinamitar su reputación on-line provocando una oleada de comentarios negativos y consiguiendo que personas que solían seguirla por sus logros profesionales manifiesten públicamente su desilusión.

http://www.lavanguardia.com/gente/20111207/54239933891/bebe-presenta-disco-prensa-que-os-follen-bien.html

María Luisa Garitagoitia