corazon solidario

Recién aterrizados de tierras bolivianas no podemos dejar de hacer otra cosa más que mostrar nuestro más profundo agradecimiento a todos lo que de una u otra forma habéis apoyado una iniciativa que, a través del deporte y la aventura, tenía un único objetivo: ayudar a vencer la cruel batalla del cáncer a los niños que luchan contra esta enfermedad en un esforzado centro sanitario del oriente boliviano.

En la noche española del pasado 5 de abril, conseguíamos ser los primeros en alcanzar en bicicleta la cima de la llamada “carretera de la muerte” a 4.700 mts. No está mal. Pero de nada hubiera servido si, gracias a vosotros, no hubiéramos conseguido alcanzar en poco más de un mes la cifra de 20.000€ que serán destinados, a través de la ONG española AFANIC, a dotar de tratamientos quimioterápicos a este centro, único en Bolivia especializado en atender a niños con cáncer.

Durante tres semanas hemos  vivido en la cuenca pre-amazónica boliviana y el altiplano de aquel país momentos y experiencias inolvidables. Para siempre quedará grabada en nuestra memoria la onírica travesía de cerca de 100 kms que hicimos por el salar de Uyuni, el mar de sal más grande del planeta; la sobrecogedora cumbre conseguida en el cráter del volcan Tunupa a 5.400 mts y, por supuesto, la ascensión por vez primera de una carretera que hasta 2004 se cobraba más de 300 vidas todos los años. La fuerza para haberlo conseguido nos la ha dado ese gran Corazón Solidario que nos llevamos hasta Sta. Cruz de la Sierra y que se formó con todos y cada uno de vuestros nombres. Llevo años haciendo este tipo de “correrías”, pero nunca me había resultado tan gratificante. Nunca me había sentido tan fuerte. Gracias por vuestro empuje.

Si queréis ver todo la crónica fotográfica y audiovisual del Desafío Solidario, no dejéis de visitar nuestros perfil en Facebook y en nuestro canal Youtube. Os paso los link para que los veáis. En el primero, una hematóloga explica el funcionamiento del Instituto Oncológico y en el segundo, os cuénto cómo fue el ascenso a la Carretera de la Muerte.

Esteban Bravo

Muchas gracias de “corazón” a todos los que habéis apoyado esta iniciativa. Nuestros corazones solidarios son…

Alvaro Peñalba, Almudena González, Ana Cedrón, Ana María Pérez Pujol, Anne y Noa Igartiburu, Aranza Sánchez, Astellas Pharma, Arturo Merayo, Aurelia Martín Serrano, Beatriz Serrat, Carlos Bermello, Carlos Nogueira, Carlos Sánchez Palazón, Carlos y Rocío Sánchez, Cristina López Vilchez, Cristina Pobes, Charo Pérez Couto, Daniel González, Daniella Steffen Aujoux, David Bravo, Eduardo Albarracín, Eduardo Iges, Elena Capel, Elisa García, Esteban Bravo, Enrique Marí Chaparro, Enrique Marí Tur, Enrique Nájera, Esther Barriga, Eva Sacristán, Fernanda Franco, Fernando Gordon, Fernando Nájera, Francisco Porras, Gemma Peribañez, Guillermo Nájera, Hernando Cuadros, Ignacio Arias-Paz, Inma Serrano, Isabel Hurtado, Johannes P. de Jong, José Ribagorda, José Antonio Villarroel, José Manuel Narbon, José Manuel Noguera, José María Martínez, Karelia Vázquez, Juan Pérez, Ladi Elveda Cortés, Laura Fernández, Laura Mayoral, Laura Villaescusa, Luís Nieto, Luis Arjona, Manuel Igartiburu, Manuel Gordon, Manuel Mediavilla, María Eugenia Avilas, María Fábregas, María Jesús Fernández de Velasco, María José Chaparro, María Luisa Garatagoitia, Marta Gesto, Mayte Brea, MSD, Nieves Couto, Nieves Marí, Nuria Corredor, Olga Vega, Oscar Giménez, Pedro Piqueras, Pier Gordo, Raquel González, Riqui Villaroel, sanofi aventis, Solucionex, Rodrigo Errasti, Rodrigo Peñalba, Sanofi Pasteur MSD, Sara Cebrián, Sebastián Calderón, Territorio y Arquitecturas Focho.