Seguro que has oído muchas veces aquello de que una imagen vale más que mil palabras. Sin embargo, las palabras también son fundamentales para describir el valor de una marca, un producto o unos servicios. La redacción es una parte fundamental de la comunicación. Por eso, por su importancia, encontrar las palabras exactas es un reto. De ahí que, convertirse en un maestro del copywriting, es decir, en un excelente copywriter, no sea un juego de niños.

¿Qué es el copywriting?

El copywriting es el arte de redactar. Se trata de una técnica de escritura persuasiva cuya finalidad es clara, redactar un texto con una intención y un objetivo en concreto. Así, mediante el copywriting se trata diseñar un texto para que seduzca y capte la atención del lector, incitándole a que realice una acción determinada.

Si escuchas la radio o ves la televisión encontrarás ejemplos de copywriting tradicional. Aunque en la actualidad, cada vez son más los medios y soportes (audiovisuales, gráficos o digitales) que necesitan la explicación precisa, la frase seductora, el argumento convincente. En definitiva, cada vez hay más oportunidades para que un buen copywriter demuestre que las palabras venden.

¿Cómo ser un buen copywriter?

Como decía Shirley Polykoff, “el copy es una conversación directa con el consumidor”. El copywriter tiene la función de informar. Una función en la que tiene que aportar una gran dosis de creatividad a la vez que persuade a su público objetivo.

Las palabras pueden hacernos pensar, sentir, emocionarnos, etc. Sin embargo, acertar con las palabras y el mensaje adecuado no es una tarea sencilla. Para empezar, aquí te damos tres sencillos consejos que te ayudarán a convertirte en un maestro del copywriting.

3 consejos de redacción

Ahora que ya sabes que es un copywriter, toma nota de los siguientes consejos para ser el mejor en esta profesión con tanto futuro en el marketing digital:

  1. Sé creativo y ofrece contenido original. Ten presente que las palabras pueden conseguir que la gente le dé al botón de comprar sin pensárselo dos veces…o que te borren de su cabeza, cansados de escuchar siempre la misma cantinela.
  2. Escribe de forma clara y concreta. Esta es una premisa básica, el target debe entender aquello que dices, y un target no es una única persona, si no probablemente millones. Por ello, lo mejor es utilizar un vocabulario sencillo y comprensible para la mayoría de tu público y, sobre todo, sin faltas de ortografía.
  3. Averigua las necesidades del cliente, empatiza con sus emociones e infórmale con pocas palabras. No solo hay que conocer muy bien al cliente, sino también a los demás y, sobre todo, aquello que hacen. Estudiar qué hace la competencia y analizar sus puntos fuertes y débiles hará que conozcas mejor a tu marca y todo lo que necesita para mejorar.

Por tanto, para ser un buen copywriter es preciso dominar el idioma empleado e incluso, si es posible, escribir en otros idiomas, mucho mejor. Y también hay que actualizar y ampliar los conocimientos, por ejemplo, sobre las técnicas de optimización de textos.

El copywriting es cuestión de práctica y formación constante. Así que, aquí tienes algunas lecturas recomendadas sobre el tema:

  • Persuasive Copywriting (Andy Maslen)
  • El Manual del Redactor Publicitario (Mariano Castellblanque)
  • Tested SentencesThat Sells (Elmer Wheeler)
  • The Ultimate Sales Letter (Dan S. Kennedy)
  • How To Write Magnetic Headlines (Copyblogger Media)
  • Cash Copy (Jeffrey Lant)
  • Writer Everything Write (DennyHatch)

Y recuerda, una palabra puede valer más que mil imágenes y todo se puede vender solo con palabras.

Monica Villegas