Fortalecer la imagen corporativa

Son los expertos los que logran que la crisis se minimice, dure poco y sirva para algo inaudito: fortalecer aún más la imagen corporativa. Pero no se engañe, cuando surge una crisis en los medios, siempre se paga un precio. La recuperación de la imagen puede no llegar nunca si simplemente se espera “a que pase la tormenta”.

Las crisis de comunicación surgen cuando menos se esperan y, si no se abordan y resuelven oportunamente, tienen consecuencias demoledoras para el producto, el clima laboral o la reputación de la compañía. Una crisis quizás no acabe con una compañía. Pero el mal manejo de la comunicación durante una crisis, sí puede hacerlo.

Intentar afrontar una crisis de comunicación con buena voluntad y sin conocimientos es como pretender que el director financiero de un hospital coordine el quirófano: un despropósito con graves consecuencias.

Deje que la experiencia de Cícero le eche una mano: ahorrará tiempo, dinero y preocupaciones.

Asesoramos a nuestros clientes a prevenir e identificar los riesgos, a establecer las estrategias de actuación, a adiestrar a los portavoces, a planificar los mensajes más convenientes para cada eventualidad y a escoger los canales idóneos a través de los cuales difundirlos. Lo hacemos a través de programas de formación específicos y también sobre el terreno, “en situaciones calientes” cuando es preciso que un comité de crisis resuelva concretamente y con eficacia.