Equipo Cícero

Cícero es una consultora de comunicación especializada en el sector de la salud y consumo

Desde 2002, ofrecemos un asesoramiento integral en comunicación, con el fin de ayudar a que la imagen de nuestros clientes y de sus productos obtenga mayor visibilidad y se consolide con más solidez ante sus diferentes públicos y sus mercados.

Brindamos a los clientes un estilo diferente en la consultoría. Ponemos a su servicio la experiencia de todo el equipo directivo y no únicamente la de un ejecutivo de cuentas, consiguiendo con ello grandes resultados y altas cuotas de satisfacción entre nuestros clientes en cada uno de los servicios que ofrecemos.

Nuestro éxito se basa en dos pilares fundamentales: visión estratégica para diseñar los planes e impecable ejecución de los mismos. En Cícero todos somos “estrategas y ejecutores”, porque todos tenemos algo que aportar y trabajamos codo con codo con nuestro cliente para alcanzar sus objetivos.

En esa línea de máxima eficiencia, nuestra visión va más allá de ser meros proveedores de noticias y eventos para nuestro cliente: queremos convertirnos en su aliado estratégico, ayudando a identificar las oportunidades que la comunicación y las relaciones públicas ofrecen para su negocio, así como a estar preparado frente a las amenazas que puedan poner en peligro su imagen o su reputación corporativa.

La experiencia profesional de nuestros directivos a lo largo de varios años con importantes firmas de marketing como Coca-Cola, McDonalds, Danone, Colgate Palmolive entre otras.

Nuestro trabajo en Cícero con las grandes firmas de la industria farmacéutica como Sanofi Merck Sharp & Dohme (MSD); Janssen-Cilag; Schering Plough, Abbott Lab., Astellas Pharma, Novartis, Ketek, Almirall, Asjusa, Bristol-Myers Squibb, Intermune, Novo Nordisk, Takeda, Pfizer, SECPRE, CNIO, etc

Nuestras colaboraciones con las principales asociaciones de pacientes de España, como la Liga Reumatológica Española, la Federación de Diabéticos Españoles, la Coordinadora Nacional de Artritis, así como con algunas de las principales sociedades científicas con las que colaboramos en diversos proyectos: Sociedad Española de Cirugía Plástica, Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, Sociedad Española de Urología, Sociedad Española de Quimioterapia, Sociedad Española de Pediatría de Atención Primaria y Extrahospitalaria, Sociedad Española de Ginecología, la Sociedad Española de Reumatología, la Sociedad Española de Medicina Interna, la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, la Fundación para la Diabetes o Asociación Española de Andrología y Medicina Sexual.

Las áreas en las que estamos trabajando en la actualidad: diabetes, disfunciones sexuales, síndrome cardiometabólico, VIH, enfermedades infecciosas, oncología, enfermedades reumáticas, gastroenterología, dermatología, vacuna VPH, urología, alergología, trasplantes, pediatría infantil y oftalmología.

Por último, el conocimiento que nos aporta nuestro trabajo con diferentes Administraciones Autonómicas a las cuales ayudamos a satisfacer sus necesidades de comunicación o a involucrarlas en campañas de interés para otros clientes.

¿Qué significa Cícero?

Muchas personas nos preguntan de dónde viene la denominación de Cícero. Se trata de un nombre que en su historia une el concepto del periodismo con la salud. A partir de la invención de la imprenta se comienzan a diseñar y fundir diferentes tipos de letra según las necesidades de cada impresor. Cada cuerpo de letra era conocido por el nombre de su creador o por la primera obra que era impresa. Así, a finales del siglo XV, uno de los impresores más famosos de la época, Pierre Simon Fournier, estableció un sistema de mediciones duodecimal. A la medida de 12 puntos la llamó “cícero” en honor a la impresión de la obra de Cicerón “De Oratore”, que fue en la primera obra en la que se utilizó. Desde entonces, los 12 puntos, el cícero, han sido la referencia tanto en impresión de libros como de periódicos.

Por otra parte, la Administración Sanitaria tiene establecido un sistema para los tratamientos de larga duración con aportación reducida por parte de los pacientes. Por ejemplo, en los tratamientos de pacientes diabéticos, hipercolesterolémicos o hipertensos, éstos sólo tienen que sufragar una pequeña parte de su coste. Estos medicamentos se pueden identificar porque llevan un pequeño símbolo en su envase: un círculo negro, que es conocido como “cícero”.